Entradas

El esguince de tobillo, una secuela de la noite meiga de San Juan

La noche más corta del año, la euforia de estar entre amigos y con la familia, una hoguera en la que quemar lo malo… A priori todo parece positivo: cogemos carrerilla para impulsarnos y saltar, pero el desenlace no es el esperado.

Y es que al caer podemos hacerlo con el pie de lado, apoyando mal o incluso doblándolo hacia el interior o hacia el exterior. Es entonces cuando el temido esguince de tobillo frustra nuestros planes para esa noche.

Pero empecemos por el principio: ¿qué es un esguince? Es una lesión que se provoca al forzar la articulación y que abarca desde la distensión de los ligamentos (esguince de grado uno) hasta la rotura total de los mismos (esguince de grado tres) pasando por un desgarro intermedio (esguince de grado dos).

Las recomendaciones a seguir para recuperar el tobillo varían en función de la gravedad, pero, en la mayoría de casos (los esguinces de grado uno y dos), las pautas fundamentales son estas tres: aplicar hielo en las primeras 24-48 horas de la lesión, mantener el pie en alto siempre que permanezcas [email protected] y, en caso de que notes que la inflamación no se reduce, valorar la posibilidad de recurrir a medicamentos antiinflamatorios.

A todas ellas, cómo no, debes añadir la visita al fisioterapeuta para realizar una valoración funcional. En una clínica especializada, como García e Lestón, te acompañaremos en el proceso de recuperación con pruebas diagnósticas, si fuesen necesarias, y también con un vendaje funcional. Tras este examen, si desconfiamos de que pueda existir algún daño estructural, te derivaremos al especialista oportuno para que nos ayude a completar el diagnóstico.

Además, te daremos todas las pautas para que no corras el riesgo de que se esguince se vuelva crónico. Trabajar la fuerza muscular o la flexibilidad, así como la propiocepción, pueden ser las claves para evitar recaídas o que la lesión se extienda a otras partes del cuerpo.

En García e Lestón no podemos devolverte a la noche de San Juan hasta el año que viene… Pero lo que sí podemos hacer es que ese esguince de tobillo sea lo más llevadero posible.

La primavera la sangre altera!

Llega la primavera, suben las temperaturas, olvidamos el abrigo y de repente nos cae un chaparrón. Los cambios de temperatura repercuten en nuestra salud, pero empieza la operación verano y las ganas de ponerse en forma aumentan. Como consecuencia es probable que descuidemos nuestra salud con un ejercicio descontrolado, pocas horas de sueño, estrés y haciendo oídos sordos a lo que nuestro cuerpo nos está gritando.

Aunque nuestro humor mejore, que el termómetro pase de los 6 grados a los 28 repercute en nuestro cuerpo y mente:

Dolor de huesos: la bajada de la presión en las articulaciones del cuerpo y en sus líquidos, producida por un aumento de la temperatura, hace que las personas que sufren dolor de huesos aumentan, especialmente cuando va a llover y en abril, ¡aguas mil!

Insomnio: como un círculo vicioso, en primavera las personas tenemos más dificultades para conciliar el sueño y dormir mal está relacionado con dolor en las articulaciones, por lo que dormiremos aún peor. Además de acudir a tu fisio, puedes adquirir hábitos saludables como evitar bebidas con cafeína, el alcohol y procurar no abusar de cenas copiosas antes de irte a dormir. Además, un sueño de 7 horas diarias contribuirá a que tu humor mejore.

Deporte: el buen tiempo y las ganas de estar en forma en pleno verano se fusionan para que en abril se produzca un aumento del número de deportistas. En ciertos casos puede provocar dolor en las articulaciones, ya que se realiza más ejercicio de manera repentina sin que el cuerpo esté habituado a ello. En este caso se debe acudir a consulta fisioterapéutica para una correcta preparación y recuperación.

Cómo superar la primavera con éxito?

⦁ Paseos al sol: tu cuerpo agradecerá la vitamina D, mejorará la mineralización del esqueleto y se elevará la fuerza muscular. Caminar siempre es bueno pero con buen tiempo es incluso mejor. Liberarás endorfinas y te sentirás mucho más feliz.
Consulta con tu fisio: un masaje muscular reduce el estrés y disminuye el dolor en articulaciones.
⦁ Practicar ejercicio: si no estás acostumbrado a hacer deporte, media hora al día es suficiente para evitar que los huesos se “oxiden” y duelan y para no padecer insomnio.
⦁ Cuida tu dieta: lo mejor es que consultes con un especialista en nutrición; no obstante, se recomienda una dieta que incluya antioxidantes, vitamina C y E y diferentes pescados con Omega- 3.

Y, lo más importante, disfrutar y relajarse. Un buen método para lograrlo es practicar yoga, aumentarás tu flexibilidad en las articulaciones y músculos, te relajarás e incluso se puede practicar en compañía. ¿Se convertirá en tu nueva actividad de ocio favorita?

Somos lo que comemos

Puede ser que, en una primera apariencia, la fisioterapia no tenga nada que ver con la alimentación, pero lo cierto es que muchos pacientes que pasan por consulta presentan problemas que se relacionan directamente con su alimentación aunque ellos no sean conscientes.

¿Por qué?

Hay productos y costumbres de la alimentación moderna que pueden provocar enfermedades debido a algunas sustancias residuo que se van almacenando en nuestro cuerpo, sobre todo presentes en los cereales refinados, el consumo de leche animal y derivados, la cocción, los aceites y su preparación, la contaminación alimentaria o la carencia de vitaminas y minerales.

 

¿Sabes cuáles son las patologías más frecuentes?

 

1. Tendinitis y codo de tenista. 

Debemos evitar alimentos que aumentan la actividad de la vesícula biliar: chocolates, dulces, embutidos, naranjas y mandarinas, café, lácteos y frituras.

2. Dolores de espalda.

⦁ Contracturas musculares: para disminuir la contractura debemos aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina B2 como el germen de trigo, mejillones, almendras, pipas de calabaza, pescado azul, pollo o pavo. También alimentos ricos en calcio y en magnesio como el germen de trigo, cereales integrales, frutos secos, pipas de girasol, acelgas, albaricoques secos o algas marinas.

⦁ Cervicalgia y dorsalgia causada por una disfunción en el hígado: evitar naranjas y mandarinas, lácteos, chocolates y dulces, café, embutidos, fritos, carnes rojas, moderar o eliminar el consumo de alcohol.

⦁ Lumbalgias: evitar el café, té, bebidas azucaradas, mantequilla, carnes grasas,  dulces y aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina B cómo plátanos, patata, pavo, coles de Bruselas, coliflor o aguacate, ricos en calcio, vitamina D y vitamina C3.

3. Artrosis. El tejido afectado por ensuciamiento es el cartílago; si se encuentra pobre en elastina, en colágeno y en otros componentes se vuelve muy frágil y se reabsorbe antes de producir un cartílago nuevo.

Las enfermedades más comunes provocadas por una alimentación inadecuada como el sobrepeso, cáncer, obesidad, etc. son conocidas por la mayoría, pero en ocasiones podemos pasar por alto problemas que también se relacionan con los alimentos que elegimos añadir a nuestra dieta en fusión con el sedentarismo. Para que nuestro motor funcione correctamente es necesario nutrirlo correctamente y mantenerlo activo. 

Bienvenidos a nuestro Área Salud

¿Aún no sabes cómo te podemos ayudar? En García e Lestón tenemos tres áreas de operación: Área Salud, Área Bienestar y Área Termal, a la que se le añade una cuarta, especializada en pre y post parto y fisioterapia infantil. ¿Quieres saber en qué consisten? En nuestras publicaciones semanales hablaremos un poco de cada una de ellas y cuáles son sus objetivos y beneficios.

Empezamos con la que encabeza nuestra lista, el Área Salud (disponible en Paseo do Mar y en Arteixo). En este artículo descubrirás cómo te podemos ayudar con la osteopatía, inducción miofascial y la punción seca eco-guiada.

• Fisioterapia/Osteopatía: se apoya en el conocimiento de la anatomía y fisiología musculoesquelética, neural, craneal y visceral; y las combina con técnicas manuales adaptadas a las características de cada paciente, teniendo en cuenta su estado de salud, edad, sexo y demás peculiaridades.

La osteopatía trata patologías como:

  • Dolores articulares, dolores de espalda, ciáticas, hernias discales, esguinces, tendinitis y problemas del sistema músculo-esquelético.
  • Migrañas, cefaleas tensionales, vértigos.
  • Problemas digestivos tales como estreñimiento, hinchazón, gases, dolores de estómago, hernia de hiato; así como dolores referidos de estas disfunciones a nivel somático.
  • Post cirugías y todas las complicaciones derivadas de ellas.
  • Fatiga crónica, bajo estado de salud global.
  • Dolores que aparecen durante embarazo y post-embarazo.
  • Problemas relacionados con el sistema urogenital tales como restricciones en el correcto funcionamiento del mismo derivados de cistitis o disfunciones de este sistema y órganos colindantes que pueden llegar a producir incontinencia urinaria y alteraciones del suelo pélvico.
  • Alteraciones ginecológicas como síndromes premenstruales, amenorrea…

 Inducción Miofascial: es un método de evaluación y de tratamiento tridimensional de los movimientos en todo el sistema fascial para eliminar sus restricciones y equilibrar la función corporal alterada, y corregir síntomas dolorosos para recuperar la función correcta del aparato locomotor.

Entre las patologías que se pueden resolver con esta técnica se encuentran:

  • Dolores en la columna vertebral (lumbalgia, cervicalgia, dorsalgia)
  • Disfunciones a nivel tendinoso: tendinitis, túnel del carpo, síndrome de De Quervain
  • Hombros dolorosos
  • Fibromialgia
  • Tratamientos post quirúrgicos (cicatrices)
  • Cefaleas
  • Disfunción de la ATM (articulación temporo- mandibular)
  • Síndrome del latigazo cervical
  • Espasticidad y rigidez en pacientes con afectación neurológica

Punción seca ecoguiada: La punción seca es una técnica de Fisioterapia que consiste en el empleo de una aguja sobre los puntos gatillo o nódulos musculares (nudos de contracción muscular), con el objetivo de tratar el síndrome del dolor miofascial.

  • El objetivo de la técnica es desbloquear el punto gatillo y relajar el músculo y se utiliza en casos de:
  • Traumatismos
  • Sobrecargas
  • Contracturas musculares
  • Fatiga muscular
  • Dolor cervical
  • Dolor dorsal
  • Dolor lumbar

En nuestra próxima publicación le toca el turno a la neurodinámica, la fibrolisis instrumental miofascial y la masoterapia, también del área salud. Recuerda tu cita de todos los jueves en www.garcialeston.com para mantenerte al día sobre cómo vamos a hacer que parezca que estás en una nube.

Para información más detallada y adaptada a ti no dudes en ponerte en contacto con nosotros en nuestro número de teléfono 981 600 014, mediante nuestro mail [email protected] o en cualquiera de nuestras dos sedes: Paseo do Balneario, s/n. 15142. Arteixo (A Coruña) o Club del Mar de San Amaro. Paseo del Club del Mar, 1, 15002. (A Coruña).

¿Me das un masaje?

A lo largo de la vida de una persona surgen necesidades físicas y emocionales que en ocasiones no sabemos cómo cubrir. ¿Cuántas veces has sentido molestias en alguna parte del cuerpo que notas cargada o no has podido dormir por motivos de estrés?

Los masajes son una herramienta terapéutica muy antigua que ofrece beneficios muy diversos para la salud a nivel físico y a nivel emocional. Los especialistas de García e Lestón te ofrecemos diferentes técnicas en función de tus necesidades para que así lo puedas probar.

En nuestra área de salud contamos con el masaje terapéutico o masoterapia, que se basa en el movimiento y presión con las manos sobre una superficie del cuerpo y se usa en el proceso de rehabilitación de un gran número de patologías. Su objetivo puede ser descontracturante, relajante o para facilitar la circulación debido a un edema.

En nuestra clínica también encontrarás otros masajes especiales en el área de salud, como anticelulítico, relajante, deportivo, descontracturante, neurosedante, linfático, ayurvédico, tailandés o reflexología podal, entre otros. Pero antes de decidirte por cual es el que necesitas, continúa descubriendo cuales son los beneficios y efectos en diferentes zonas del cuerpo.

– Efectos sobre la piel: ganarás elasticidad, firmeza y flexibilidad.
– Efectos sobre el sistema musculoesquelético: estimula la acción muscular y a su vez, aumenta y mejora la circulación linfática y venosa. Además alivia la fatiga muscular a causa de estrés, ejercicio excesivo o cansancio.
– Efectos sobre la circulación: facilita el movimiento de la sangre y la linfa.
– Efectos sobre el aparato digestivo: estimula la musculatura intestinal.
– Efectos sobre el sistema nervioso: genera un efecto sedante sobre el sistema nervioso central y periférico por lo que alivia el dolor.

Es importante que sigas las indicaciones de tu fisioterapeuta y que respetes los tiempos de recuperación y tratamiento pero, además de saber cuándo necesitas ayuda profesional, es importante que aprendas a escuchar a tu cuerpo y así poder darle lo que necesita en el momento adecuado. En García e Lestón te ayudaremos y aconsejaremos sobre cuáles son las mejores técnicas y lo que puedes hacer en tu casa para sentirte un poco mejor o entrar en un estado de relajación en momentos puntuales en los que solo te tengas a ti.

Sabes que necesitas visitar a tu fisio cuando…

Los motivos que mueven a una persona a visitar una clínica de fisioterapia a menudo tienen que ver con lesiones deportivas, pero hay muchas más razones por las que deberías acudir a consulta al menos una vez al año, siendo la primera tu salud.

El ritmo de vida estresante y sedentario provoca una serie de dolores y molestias en las articulaciones y músculos a los que normalmente no se les atribuye la importancia necesaria. Conviven contigo y aprendes a vivir con ellos pero no te planteas la posibilidad de eliminarlos, ¿por qué?

Cada persona tendrá sus razones, pero los especialistas de García e Lestón te proponemos cinco motivos por lo que deberías pasar por nuestra consulta sin tardar mucho. Intentaremos que concibas la prevención como un remedio a molestias diarias, para que así puedas llegar a tiempo a que alguna de ellas no se convierta en un mal mayor o incluso crónico.

    1. El dolor es una alerta. Si te duele algo y piensas que es un dolor normal, estás ignorando a tu propio cuerpo cuando te está diciendo a gritos que le pasa algo. Lo normal es que no te duela nada, de lo contrario significa que algo no va bien. Puede tratarse de un mal menor o desencadenar en un problema más grave. Lo mejor es solucionarlo cuanto antes en manos de especialistas.
    2. La automedicación y sus consecuencias. Los medicamentos que tratan dolores musculares y articulares ocultan momentáneamente el dolor pero no solucionan la dolencia. Si te olvidas de tratarlo porque ya no te duele, el efecto rebote será difícil de evitar y el problema seguirá contigo.
    3. De lesión leve a problema crónico. Cuando no le das importancia a una lesión o te autodiagnosticas con “eso se cura solo” o “solo necesito reposo”, puedes acabar con un problema crónico por el desgaste y la actividad a la que sometes a esa determinada parte de tu cuerpo.
    4. Prevención. ¿Te has preguntado si estás haciendo algo mal? La información y consejos específicos adaptados a tu estilo de vida harán que realices actividades deportivas y cotidianas de manera correcta, anticipándote a lesiones como esguinces y otros tipos de problemas musculares. Además con la fisioterapia preventiva reducirás la pérdida de movilidad a la que se somete tu cuerpo por el paso del tiempo impidiendo también el dolor.
    5. Corregir gestos y malos hábitos. La mayoría de las dolencias diarias se producen por una mala postura o una mala costumbre que pasa desapercibida. Los especialistas en fisioterapia te darán las pautas adecuadas y la orientación que necesitas.

 

 

 

 

Tu cuerpo es tu templo y tu salud está directamente relacionada con tu bienestar diario, por eso debes escucharlo, atender a sus necesidades y comprobar periódicamente que todo está bien. Como profesionales sanitarios los fisioterapeutas podemos solucionar y prevenir problemas pero también sabemos determinar otras dolencias y derivarte a otros profesionales según tus necesidades.