Tu salud empieza por la boca

En García e Lestón estamos encantados con que vengas a vernos y con que nos elijas para que te ayudemos en tu proceso de recuperación. Como ya saben nuestros clientes, nos tomamos muy en serio el trabajo de acompañamiento para ayudarte a cumplir tus metas. Por eso hoy, aprovechando que esta semana celebramos el Día Mundial de la Nutrición, queremos explicarte por qué es crucial que prestes atención a este factor.

En el ámbito de la fisioterapia solemos hablar de la teoría del ensuciamiento, que clasifica las sustancias de los alimentos que ingieres en útiles y en aquellas que constituyen residuos no necesarios. Entre estas últimas, existen ciertos residuos que pueden acumularse en tu cuerpo provocando reacciones como una disminución de la producción de energía, un incremento de consumo de energía o una alteración del funcionamiento celular. Todo ello se traduce en enfermedades derivadas del ensuciamiento debido a las características de la alimentación moderna.

Por ejemplo, si tienes alguna contractura muscular, lo idóneo para complementar el tratamiento físico que te damos en García e Lestón es que llenes tu cesta de alimentos ricos en vitamina B2, calcio o magnesio. Traducido a tu lista de la compra, significa que recurras a almendras, pescado azul, pollo o pavo, brécol o acelgas, entre otros productos.

En el polo opuesto, si lo que te trae a nuestra consulta es una lumbalgia, debes reducir el consumo de café, té, bebidas azucaradas, así como el de azúcares refinados (chocolates, pasteles…). A cambio, productos como los plátanos, la patata, la coliflor, el aguacate o el pavo, y en general los ricos en vitamina B, C y D, serán un buen aliado en tu recuperación.

Migrañas, artrosis, tendinitis… Existen un gran número de patologías que pueden abordarse conjuntamente con un buen tratamiento fisioterápico y una alimentación más cuidada. En García e Lestón te acompañaremos con ambas: de la primera nos ocupamos solo nosotros y de la segunda necesitamos que nos ayudes.